Skip to content

Logrando la neutralidad en carbono

Objetivo para 2030: Lograr una reducción mínima del 70 % de las emisiones de carbono para 2030 en: instalaciones, transporte, viajes y cadena de suministro. Compensación de las emisiones residuales. Reducciones basadas en los niveles de 2019

Área de interés/tema actual

  • Energía renovable en todas las oficinas y fábricas.
  • Cambio duradero en los hábitos de viaje.
  • Optimizar la red logística

2021, de la ambición a la acción

Reducir las emisiones absolutas en un 10 % respecto al nivel de 2019:

  • reduciendo el transporte aéreo de mercancías en un 25 %, pasando de 2,1 a 1,6 millones de toneladas-kilómetro;
  • reduciendo el coste de los viajes de negocios en un 20 % viajando menos y de forma más inteligente;
  • aumentando a la vez el crecimiento del negocio, reduciendo el peso total enviado a los clientes de xx a yy;
  • trabajando únicamente con transportistas que se centran en la reducción de emisiones.

Basándonos en la metodología descrita en la sección anterior, hemos estimado nuestras emisiones totales y hemos identificado cuatro palancas principales que impulsan nuestras emisiones:

  • Productos y componentes: cubre las emisiones integradas en los materiales, componentes y productos que ofrecemos.
  • Viajes: las emisiones generadas por nuestros viajes de negocios.
  • Logística: abarca la logística de entrada de nuestras materias primas, componentes y productos acabados, así como la distribución de nuestros productos a los clientes.
  • Instalaciones y operaciones propias: compuesto por una serie de contribuciones como el consumo de energía in situ, los servicios de consultoría, el mantenimiento de las instalaciones, las herramientas, el hardware y los equipos de oficina.

Nuestra huella de carbono total en 2019 se estimó en 69 kilotoneladas de CO2e. En torno a estas palancas se centrarán nuestros esfuerzos para reducir nuestras emisiones, que se detallan en las páginas siguientes.

Reducciones absolutas necesarias

Según el Informe sobre la Brecha de Emisiones de la ONU (2019), las emisiones globales deben ser un 55 % menores en 2030 en comparación con 2018 para situar al mundo en la senda de menor coste para limitar el calentamiento global por debajo de 1,5 °C en comparación con las temperaturas preindustriales.

Lo reconocemos y aceptamos nuestra parte de responsabilidad. Estamos trazando un camino basado en una reducción mínima del 70 % de nuestras emisiones de CO2e.

Tenemos una dedicación y un compromiso compartidos con nuestros accionistas, el Consejo de administración de Laerdal, la alta dirección y los empleados para llevar a cabo las iniciativas de reducción que se derivarán de las ambiciones expuestas en este documento.

«El mayor peligro para nuestro planeta es creer que otro lo salvará»

- Robert Swan, Oficial de la Orden del Imperio Británico, Miembro de la Real Sociedad Geográfica
Explorador del Polo

 

Cooperación para el cambio

Laerdal está uniendo fuerzas con varias empresas destacadas de distintos sectores para reducir las emisiones de CO2e y aumentar el uso de materiales circulares en la cadena de valor. Al hacerlo, aceptamos el reto de:

  • adoptar objetivos de reducción de las emisiones de CO2e de manera «científica», de modo que puedan ser evaluados por otros y estén en consonancia con el nivel de descarbonización necesario para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5 °C en comparación con las temperaturas preindustriales;
  • establecer objetivos intermedios que alcanzar en los próximos 1 a 5 años, no solo un objetivo a largo plazo; y
  • tratar las emisiones de alcance 1, 2 y 3.

Skiftnorge

Laerdal se ha unido a Skiftnorge, una iniciativa para acelerar la transición a una economía hipocarbónica y apoyar al gobierno noruego en el cumplimiento de sus compromisos climáticos nacionales para 2030.

Reducciones previstas para 2030

Lograr nuestras ambiciones llevará tiempo y requerirá esfuerzos sistemáticos y a largo plazo. Iniciaremos y financiaremos proyectos dentro de cuatro palancas —Productos y componentes, Logística, Viajes y Instalaciones y operaciones propias— cada año durante los próximos diez años para poder alcanzar nuestros objetivos. Los resultados se conseguirán en base a nuestra capacidad de movilizar a todos los empleados para que trabajen en toda la cadena de valor con el fin de identificar las oportunidades de mejora y así poder acelerar el impacto que tenemos para un futuro más sostenible.

Producto y componentes

Reduciremos las emisiones de nuestros productos y componentes de treinta y tres a once mil toneladas de CO2e al año para 2030.

Estas reducciones se lograrán mediante iniciativas emprendidas en nuestras instalaciones de fabricación, así como en cooperación con los proveedores de nuestra cadena de valor.

Al introducir más material reciclado y de origen biológico en nuestros productos, conseguiremos reducir tanto las emisiones de CO2e como el uso de materias primas. A medida que pasemos a utilizar modelos de usuario más circulares y compartidos, complementados con soluciones digitales, veremos una disminución de los recursos y la energía necesarios y, al mismo tiempo, un aumento del uso de nuestras soluciones. En última instancia, estaremos ayudando a salvar más vidas utilizando menos recursos.

A partir de ahora, planificaremos las soluciones internamente teniendo en cuenta las emisiones totales y trabajaremos con socios que compartan nuestro compromiso de lograr una reducción global de las emisiones.

Logística

Reduciremos las emisiones de nuestra logística de entrada y distribución de once a cinco mil toneladas de CO2e al año para 2030.

Esto se conseguirá en parte optimizando nuestra red logística y en parte seleccionando activamente opciones de transporte de mercancías con bajas emisiones de CO2e demostradas.

Para ayudarnos, hemos creado una solución de informes que nos permite evaluar las emisiones de nuestro flujo global de mercancías. Esta herramienta nos ayuda a identificar las emisiones de nuestras diferentes vías comerciales. Para ello, analizamos nuestros datos transaccionales para modelar lo que hemos enviado de A a B. Esto se combina con los factores de emisión para proporcionar una visión detallada de las emisiones de nuestras actividades logísticas.

 

Ton.png

Viajes

Reduciremos nuestras emisiones por viajes de ocho a cinco mil toneladas de CO2e al año para 2030.

Creemos que hay que estar cerca de nuestros clientes y que algunos desplazamientos son necesarios. Sin embargo, debemos ser más inteligentes a la hora de optimizar estos contactos.

Con el aumento de la comunicación digital al que ha obligado la COVID-19 durante un tiempo, hemos desarrollado nuestras aplicaciones de software y habilidades digitales. Con los clientes y socios, vemos esto como una oportunidad para continuar la transición a un sistema de ventas y comunicación más digital de forma continua.

Instalaciones y operaciones propias

Reduciremos las emisiones de nuestras instalaciones y operaciones propias de diecisiete mil a cero toneladas de CO2e para 2030.

Se trata de un objetivo muy ambicioso teniendo en cuenta la complejidad y la diversidad de las fuentes de emisión incluidas en esta categoría. Como puede verse en el gráfico de la derecha, esta categoría incluye diversas palancas, como los servicios subcontratados, las tecnologías de la información y la amortización de la maquinaria. Al establecer un objetivo tan ambicioso, queda implícito que para reducir nuestras emisiones debemos empezar pronto. Tomaremos iniciativas en muchos ámbitos en paralelo para lograr nuestro objetivo.

La reducción de las emisiones de esta categoría será un esfuerzo verdaderamente global con actividades realizadas en todas las disciplinas y en todos los lugares. Ya hemos introducido el uso de energías renovables en la mayoría de las instalaciones de fabricación y en 2021 se tomarán más medidas para seguir mejorando.

 

 

 

 

Ivar.png

Estimación de las emisiones residuales que deben compensarse

Nuestras estimaciones actuales indican que en 2030 generaremos 21 kilotoneladas de emisiones de CO2e que habrá que compensar.

Actualmente, la tecnología de captura de carbono más prometedora consiste en la plantación de árboles. Las investigaciones demuestran que, diez años después de su plantación, un árbol medio absorbe unos 21 kg de CO2e al año de la atmósfera.

Por tanto, un millón de árboles plantados en 2021 compensarán las posibles emisiones residuales de 21 kilotoneladas de CO2e al año a partir de 2031.

A mediados de 2021 investigaremos si se pueden lograr más reducciones de emisiones y otras soluciones para eliminar nuestras emisiones de la atmósfera, pero ahora estamos planeando compensar las actuales emisiones residuales estimadas plantando un millón de árboles.

Un millón de árboles plantados para ayudar a salvar un millón de vidas.

Iniciativas de reducción del carbono en diferentes funciones

El programa de reducción del carbono se extiende a todas las unidades de Laerdal y hay muchas iniciativas que ya están en marcha o se pondrán en marcha en breve. Algunas se basan en planes específicos, otras en la evolución del mercado. Durante un diálogo con 3 líderes empresariales conocimos su perspectiva de la situación:

Más información sobre el informe de sostenibilidad:

Ayudando a Salvar Vidas

Estamos comprometidos con conseguir nuestro objetivo de ayudar a salvar un millón más de vidas y hacerlo de una manera sostenible.

 Una visión con acción 

Sobre la base de la misión y la visión de la empresa, hemos fijado objetivos de sostenibilidad ambiciosos para 2030, con acciones claras año tras año para garantizar su cumplimiento. 

 Medir para mejorar

Todas las emisiones directas e indirectas generadas como resultado de nuestra actividad económica en los tres alcances de emisión se miden de forma comprobada y metódica. 

 

 Soluciones circulares

Reducir, reutilizar, reciclar. 
Incorporar la sostenibilidad en el diseño de nuevos productos, soluciones y modelos de venta. Nuestra intención es utilizar materiales circulares en toda la cadena de valor. 

 Responsabilidad social

Aplicar las directrices de los Principios Rectores de las Naciones Unidas y la OCDE en toda nuestra cadena de suministro y hacerlos llegar al siguiente nivel desde los mayores proveedores.